¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Adquiere una presencia verdadera y consolidada en Internet

El registro de dominios es un factor realmente importante para adquirir una presencia verdadera y consolidada en Internet, importancia que en el caso de las empresas o negocios asciende a niveles altísimos, convirtiéndose actualmente en parte imprescindible de su identidad corporativa e incluso en la parte fundamental de la misma (hoy en dia existen empresas que durante su proceso de planificación y creación pueden llegar a decidir el nombre de la misma en función de si su nombre de dominio se encuentra disponible o no).

En principio, una empresa estará interesada en utilizar un nombre de dominio que coincida con su nombre comercial o marca. Esta particularidad hace que los nombres de dominio sean susceptibles de tener valor económico; son un verdadero polo de atracción comercial para transacciones electrónicas (sobre todo en determinados sectores) y para consultas y comparaciones sobre productos y servicios por parte de los usuarios de la red.

De tal modo, los nombres de dominios, constituyen, junto con las marcas y patentes un activo cada vez más valioso. En realidad, podemos decir que registrar un nombre de dominio no es sino una nueva forma de uso de las marcas, que revitaliza las discusiones sobre distintividad y uso versus marca registrada, en un ámbito nuevo y en continua expansión , que plantea ya hoy en día problemas de difícil solución en un marco regulatorio todavía con grandes vacíos legales.

Gestión de los datos del dominio.

Este aspecto es el más imporante. Deben de proporcionarte un proceso de registro mediante el que tu puedas establecer todos los datos de contacto de tu dominio. Recuerda que el dominio es tuyo, por lo que como mínimo, tanto el contacto administrativo como el registrante debes ser tu.

El contacto administrativo: es la persona o entidad que tiene acceso a los datos del dominio, pudiendo cambiar en cualquier momento los contactos asociados a él, servidores de nombres (DNS), redirecciones, autorizar traslados y renovaciones de dominio. Asegurate de introducir en el e-mail del contacto administrativo una dirección de correo electrónico que tengas activa y que consultes habitualmente.

El registrante: es el propietario legal del dominio y a la factura de compra debe de ir a su nombre, por supuesto, puede ser un persona física o bien una persona jurídica. Esta persona posee todos los derechos sobre su nombre de dominio por el período de tiempo contratado con el Registrador. Esta persona o entidad es la única autorizada para ceder los derechos sobre su nombre de dominio durante el periodo contratado con el registrador.

Asegúrate de que la empresa en la que vas a registrar tu dominio es una empresa consolidada, ¿te imaginas que a los 7 u 8 meses de registrar su dominio esta empresa desaparece?, no perderás tu dominio, pero no imaginas los quebraderos de cabeza y el tiempo que puede suponer su recuperación.

Actualmente existen muchas pequeñas empresas de nueva creación, que pese a su admirable voluntad y esfuerzo no consiguen mantenerse en el mercado debido a la fuerte competencia y la lucha de precios, empresas que lamentablemente tienen un ciclo de vida muy corto, nosotros trabajamos con una de las principales del mercado.

SUBIR